Regístrate para acceder al curso

Ingresar Registrarme
Necesitas registrarte para poder comunicarte con los integrantes de este curso.
Solo lleva 30 segundos la registración, y lo podés hacer con tu Facebook.

Registrarme Ya tengo cuenta

Plagiarism Checker

Es una aplicación web creada por el Departamento de Educación de la Universidad de Maryland y que no es más que un detector de textos plagiados. Su funcionamiento es sencillo, tan solo tenemos que copiar el texto del cual sospechamos, introducirlo en la caja de texto, y comprobar si encuentra algo similar o igual por la red.

Otra función que podría tener sería el ver si alguien ha copiado alguna o algunas entradas de nuestro blog sin nombrarnos, algo que está de moda últimamente.

El servicio es totalmente gratuito, no requiere de registro, y es bastante rápido. Hace uso de la API de google para buscar estos textos copiados, con lo que tenemos la seguridad de que si hay algo en la red, lo encontrará.

https://www.youtube.com/watch?v=roSavDjlvxA

comentar hace 6 meses

Plagium

Plagium es un software muy fácil de usar. Simplemente hay que seguir estos pasos para comprobar su utilidad:

Seleccione un texto desde un archivo o página Web con el mouse, copie y pegue en el cuadro de texto de Plagium. El texto puede ser tan extenso como quiera para asegurar una cobertura completa de su búsqueda. Sin embargo, recuerde que mientras más extenso, más tiempo de procesamiento tomará para que Plagium pueda realizar su búsqueda.

Copie y pegue el texto de su documento en el cuadro de texto de Plagium.

Haga clic en el botón Búsqueda Rápida o Búsqueda Profunda.

Espere un momento, desde segundos a minutos, mientras Plagium rastrea la Web en busca de coincidencias con su texto.

Una vez completada la exploración Web, Plagium mostrará en pantalla enlaces a documentos donde ha sido encontrado texto que coincide o es similar al que ha introducido. Este texto puede ser un derivado de una fuente que posea, otra copia legítima o derechamente un texto desautorizado.

La diferencia entre buscar en Plagium y buscar en otros motores de búsqueda, como Google o Yahoo, es que estos limitan el número de términos que puedes introducir en casa consulta. Plagium, por su parte, admite textos muchos más amplios.

Esta herramienta utiliza también una técnica que sirve para desglosar el texto en varias partes, que se comparan con el contenido web hasta encontrar las coincidencias que determinan el plagio. Esto supone una visión mucho más clara de posibles documentos que coincidan.

La búsqueda en Plagium es tan sencilla como copiar el texto que se quiere comprobar y pegarlo en el cuadro de búsqueda que aparece en la pantalla de inicio. Una vez copiado podemos seleccionar las opciones de búsqueda que deseemos (idioma, relevancia…) y elegir el tipo de búsqueda que queremos entre los dos que ofrece esta herramienta.

Si no queremos copiar y pegar el texto, o está en un formato que no permite la copia, podemos subir el archivo al sistema de gestión de archivos de Plagium, o introducir la URL y realizar una búsqueda directamente en la web.

Plagium cuenta con dos tipos de búsqueda: rápida o en profundidad. La búsqueda rápida es gratuita y recoge hasta 25.000 caracteres; la búsqueda en profundidad y de textos más extensos requiere la compra de créditos Plagium.

Plagium recoge tres formas de analizar textos para detectar el plagio:
-En primer lugar, mediante la copia del texto en el cuadro de búsqueda en el apartado “Revistar texto”, recordando que la versión gratuita tiene un límite de 25.000 caracteres

-Copiando el enlace en el cuadro de búsqueda del apartado “Revisar URL”

-Por último, en el apartado “Revisar archivo”, subiendo el documento que se desea analizar a la plataforma.

https://www.youtube.com/watch?v=EqflqpktmxI

comentar hace 6 meses

Turnitin

Turnitin es un servicio de prevención de plagio en internet creado por iParadigms, LLC, lanzado por primera vez en 1997. Típicamente, las universidades y los institutos compran licencias para enviar ensayos al sitio web de Turnitin, el cual revisa el documento en busca de contenido no original. Los resultados pueden ser usados para identificar semejanzas a fuentes existentes o puede ser utilizados en la evaluación formativa para ayudar a los estudiantes a saber cómo evitar plagio y mejorar su escritura.

Turnitin controla los potenciales contenidos no originales mediante una comparación de los papers enviados a varias bases de datos que utilizan un algoritmo propietario. Escanea sus propias bases de datos, y también tiene acuerdos de licenciamiento con grandes bases de datos académicas privadas.

https://www.youtube.com/watch?v=yjjOloHdqd0

comentar hace 6 meses

Approbo

Este software ha sido creado en Mayo de 2009 por la empresa Española Symmetric, que lleva más de 20 años trabajando en el sector informático y las telecomunicaciones. También ha colaborado en el proyecto la empresa Española Citilab, que es un centro para la innovación social y digital.

Realizaron una gran campaña de marketing promocional, por lo que tuvo una gran repercusión en los medios de comunicación. Se pueden encontrar información del producto en numerosas webs, tanto de canales de televisión, de periódicos, etc. y también en blogs. Debido a ello, una semana después de su lanzamiento hubo 8.000 registrados y se analizaron 62.000 textos.

Approbo es una herramienta online multiplataforma que es gratuita y sirve para comparar un documento o parte de él para detectar si ha sido plagiado de la red. Para ello, usa un buscador propio y los buscadores más famosos de la red para finalmente mostrar las coincidencias encontradas. No puede buscar documentos en Internet que estén protegidos por usuario y contraseña o que estén tras una página que los requiera para acceder.

Funciona a través de su Web previo registro del usuario. Esto es necesario para garantizar la confidencialidad de nuestros documentos. Uno de los campos obligatorios del registro es el número de teléfono, lo cual significa que su finalidad puede ser comercializar con otros de sus productos de pago, ya que en las condiciones legales descubrimos lo siguiente: “con el fin de informar de los productos y servicios que ofrece así como para el envío de información promocional, en esta Web se solicitan datos de carácter personal que serán objeto de tratamiento informatizado e incorporados a nuestros ficheros (bases de datos).”

Una vez completado el registro, ya podemos acceder a la aplicación online y realizar nuestros análisis. Admite una amplia variedad de tipos de formato compatibles, que son: pdf, html, odt, xml,txt, rtf, doc,docx, xls, xlsx. El documento que nosotros subimos a la página web, no se almacena y por lo tanto no está disponible para ningún otro usuario.

La velocidad del análisis depende de muchos factores como la velocidad de conexión, la longitud del documento, pero no suele exceder de unos pocos minutos.

Pros y contras
Es gratuito

Uso fácil e intuitivo

Es rápido realizando el análisis

Resalta el texto plagiado

Es multiplataforma

No almacena nuestros documentos en su bases de datos

Requiere registro

No detalla el porcentaje de copia total del documento

Sólo analiza un documento a la vez

No analiza entre documentos en local

No mantiene el formato del texto en el análisis detallado.

comentar hace 6 meses

CopioNIC

CopioNIC un software desarrollado en Citilab, el centro para la innovación social y digital de Barcelona. Se trata de una herramienta que busca en la Red las coincidencias entre dos archivos, con múltiples compatibilidades de formato.

CopioNIC se puede utilizar directamente en el navegador (recomiendan el uso de Google Chrome , Mozilla Firefox o Apple Safari para un mejor funcionamiento) y soporta archivos en pdf, html, htm, doc, ppt, pps, xls, docx, xlsx, pptx, odt, ods, odp, txt y rtf.

Es una herramienta gratuita, que solo requiere registrarse con una cuenta de correo electrónico y una contraseña, y el análisis lo realiza en unos pocos segundos.

Los resultados te los muestra con un porcentaje de coincidencias, y le informa de cuál es la fuente en la que se encuentra la mayor similitud al archivo que les has pedido que analice.

Sin duda CopioNIC puede resultar de gran ayuda a los profesores.

https://www.youtube.com/watch?v=YB5O6X6K2pU

comentar hace 6 meses

Viper

En la sección archivos encontrará el manual de uso de este software.

https://www.youtube.com/watch?v=F0CP8sMY6cQ

comentar hace 6 meses

Plagiarisma

Plagiarisma es un detector rápido y online, de infracción de copyright para ensayos, trabajos de investigación, o cursos escolares.

Utilidad de este software

Comprobar la originalidad de los trabajos y proyectos de los estudiantes.
Incentivar a los alumnos a que redacten sus propios textos creando ejercicios que les hagan comprender la importancia de no hacer plagio.

¿Cómo se usa?

No es necesario registrarse en la web de Plagiarisma para su utilización.
Para comprobar un texto determinado nos ubicaremos debajo del campo donde leemos ‘Pegue el texto aquí’ y añadiremos el texto que deseamos comprobar. A continuación hacemos click en ‘comprobar el contenido duplicado’
En la misma página se actualizará en la parte inferior todos los resultados del plagio si existiera. En ‘Query’ nos proporcionarán el enlace original del contenido.
Para comprobar un documento completo haremos click en el botón ‘examinar’ y seleccionaremos el archivo desde nuestro equipo. La comprobación se mostrará igual que el paso anterior.

Usted puede saber más a través de estos enlaces:

https://es.slideshare.net/leonardomorquecho5/uso-de-plagiarismanet-y-ejercico-practico

https://www.youtube.com/watch?v=F9MyHnHpL9o

comentar hace 6 meses

El plagio y su impacto a nivel académico y profesional

En la actualidad el plagio es un serio problema a nivel mundial, que atenta contra los derechos de autor y que es éticamente reprochable. El plagio académico puede referirse a distintos supuestos, pero no todos ellos implican una infracción a los derechos de autor.

Es bastante claro que apropiarse de un artículo ajeno y hacerlo pasar por propio constituye plagio y, al mismo tiempo, una infracción de derechos de autor especialmente penada como delito. En cambio, en otros casos como cuando se copia parcialmente o se cita una obra ajena sin hacer la respectiva atribución de autoría y de fuente de origen, aún cuando plagio académico, puede no ser una infracción a los derechos de autor.

Por último, ciertos casos pueden constituir un plagio académico pero en caso alguno un ilícito para la ley sobre derechos de autor, como cuando un artículo científico toma ideas contenidas en otro texto, ya sea referenciado de forma indirecta o simplemente parafraseando. Este último caso, constituye un claro ejemplo de la deshonestidad académica que el plagio pretende evitar, pero no llega a constituir una infracción a los derechos de autor, pues éste no protege las ideas en sí mismas, sino su expresión formal. Sin perjuicio de tomar medidas tales como una revisión rigurosa de forma previa, la apropiada instrucción a los autores que contribuyen a una publicación académica puede ayudar a evitar esta clase de problemas.

Se puede cometer plagio tanto de forma deliberada (intencionalmente), o de manera
inconsciente (por desconocimiento apropiado del concepto o formas de prevenirlo). La
siguiente es una lista de definiciones y situaciones comunes en las cuales se comete este delito.

    El plagio ocurre cuando se toman ideas o palabras escritas por otros sin
    reconocer de forma directa el haberlo hecho.
    Se produce también al presentar como propio un trabajo de forma parcial o total
    sin ser el autor o autora de dicho trabajo.
    Al actuar de mala fe deliberadamente al copiar la propiedad intelectual de otros
    para producir un daño a los autores originales.
    Se considera que se comete plagio al copiar cualquier objeto de fondo o de
    forma, ya sea una situación, un desarrollo o incluso una simple frase.

El delito del plagio atenta directamente contra los derechos de autor de una obra en particular, ya que toda obra debe poder ser distinguida de otras similares. Al cometer plagio se daña tanto los derechos morales del autor sobre su obra, ya que no se le está dando su debida acreditación y paternidad sobre la misma, y también los derechos patrimoniales o de explotación, debido a que se introduce en el mercado otra obra que copia en gran parte a la primera haciendo que ambas compitan entre sí, disminuyendo con esto la esperanza que se tiene de sacar provecho económico de la obra original.

A pesar de que existen algunas herramientas para la detección de plagio, estas sólo resuelven el problema a corto plazo, por lo tanto se debería de invertir más en programas o mecanismos tempranos para su prevención, logrando así a largo plazo disminuir cada vez más la incidencia de este problema tanto en estudiantes como en profesionales.

En el ámbito académico los profesores también pueden ayudar a disminuir en parte el plagio, por ejemplo dejando diferentes trabajos cada semestre y fomentando la creatividad en sus estudiantes, así como dedicar tiempo para explicar debidamente lo que es el plagio y algunas estrategias para evitarlo y no solamente mencionando las sanciones que podría aplicar si se encuentra un caso de plagio. Actualmente el fácil acceso a todo tipo de información desde Internet, hace que sea más urgente el tratar este problema ya que cada vez más los estudiantes dependen solamente de esta fuente de información y son más propensos al conocido “copiar y pegar”, olvidando así la importancia de referenciar y de buscar otras fuentes de información alternativas que complementen sus trabajos.

comentar hace 6 meses

Creative Commons

Creative Commons es una fundación sin ánimo de lucro con sede en San Francisco (EE.UU.), fundada en 2001 por un grupo de profesores y juristas interesados en Internet y en el libro acceso al conocimiento, entre ellos James Boyle, Michael Carroll, Hal Abelson, Eric Saltzman, Eric Eldred y Lawrence Lessig. El primer proyecto, en 2002, desarrolló una serie de licencias para internet tomando como inspiración la Free Software Foundation’s GNU General Public Licence (GNU GPL). Esta fundación ha desarrollado una serie de licencias que ponen a disposición de los creadores para que sean ellos quienes decidan qué se puede y qué no se puede hacer con sus trabajos, excluir finalidades comerciales, permitir llevar a cabo obras derivadas, impedir modificaciones de su obra, etc.

La idea principal es que mediante estas licencias CC se pueda colaborar contribuyendo en al acceso a la información por parte del público, e inciden directamente en la labor que se lleva a cabo en universidades, centros de Investigación y organizaciones con fines de educativos, donde es una cuestión muy importante el acceso a la información y se contribuye de manera sustancial al avance tecnológico y sociocultural. Tanto centros como organizaciones necesitan compartir información para poder llevar a cabo sus proyectos e investigaciones, para lo que las licencias CC pueden prestar un buen servicio. Pero también se debe tener en cuenta que en algunos países pueden conllevar una cierta problemática en su aplicación, ya que cada estado tiene su legislación propia en materia de propiedad intelectual y derechos de autor.

Su pretensión es llegar más lejos que una simple puesta a disposición de contenidos en Internet para su uso gratuito. La organización CC ha creado un sistema de explotación de obras basado en los usuarios, a los que invitan a reproducir, distribuir, comunicar públicamente y, eventualmente, modificar las obras. Todas estas acciones son facilitadas gracias a la autorización (no exclusiva) del propietario de los derechos para que tales acciones puedan efectuarse.

No obstante, si bien el proyecto CC está inspirado en cierta forma en el movimiento copyleft, y en general en el software de código abierto, se diferencia de este último en no estar dirigido a los programas de ordenador, sino a los demás tipos de obras. Es importante esta diferencia con respecto a otras licencias que sí se dirigen a la liberación de programas de ordenador, pues CC trata justamente las demás categorías de obras intelectuales.

El contexto jurídico en el que se engloban es relativamente sencillo. El autor de una obra original (un texto literario, una composición musical, un programa de ordenador, una fotografía, etc) es, por el solo hecho de su creación y sin necesidad de proceder a ningún registro, titular de los derechos de propiedad intelectual sobre dicha obra. Ello significa que cuando nos topamos con una obra original de un tercero, y salvo que su licencia diga lo contrario, esa obra está protegida por el derecho de autor o copyright. Es decir, que ante la falta de especificación, una obra está sometida a copyright y su utilización por los demás no es libre, sino que está sometida al régimen legal monopolístico definido por la Ley de Propiedad Intelectual (LPI).

Por el contrario, el autor que desea compartir su obra más allá de lo definido por defecto por la LPI, puede hacerlo, por ejemplo, incorporando una licencia Creative Commons, lo cual no significa que no tenga copyright, sino que se permite la reutilización de la obra por terceras personas bajo una serie de condiciones. Esas condiciones dependerán en función de la concreta licencia escogida por el autor. Creative Commons ofrece hasta un total de seis licencias distintas.

licencias-creative-commons.png

comentar hace 6 meses

Legislación nacional

El avance del Acceso Abierto a la información científica recibiría un importante impulso y respaldo si fuera establecido por las legislaciones nacionales. Es indis-cutible la fuerza que ejercería el establecimiento de políticas de Estado que constituyeran nuevas reglas de apropiación de los resultados de la investigación que, al tener status de ley, ejerciera su mandato sobre todas las instituciones científicas de un país, así como sobre los investigadores y demás actores de la producción científica.

El 12 mayo de 2011 se aprobó en España la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, que incluye un título sobre la obligación de disponer en forma abierta de trabajos resultantes de la investigación sustentada con fondos del Estado. Esta es la primera ley nacional que logra ser sancionada.

Por su parte, Estados Unidos, Brasil y Argentina, cuentan con sendos proyectos de ley que se hallan en pro¬ceso de discusión parlamentaria. Entre los puntos fundamentales de dichos proyectos deben mencionarse la promoción del Acceso Abierto mediante la organización de repositorios y la obligatoriedad del depósito en repositorios abiertos para la investigación financiada con fondos públicos. Se trata de proyectos específicos sobre la aplicación del modelo de Acceso Abierto a obras resultantes de la investigación, con diferentes alcances institucionales y jurisdiccionales.

comentar hace 6 meses

Concepto de acceso abierto

Para definir el concepto de Open Access nos remitiremos a tres declaraciones, la de Budapest, Bethesda y Berlín, que han sido tomadas como referentes y de las cuales es consecuencia la definición conocida como BBB del acceso abierto. La Budapest Open Access Initiative (BOAI) de febrero de 2002 señala que “por acceso abierto a la literatura (científica), entendemos su disponibilidad gratuita en Internet, para que cualquier usuario la pueda leer, descargar, copiar, distribuir o imprimir, con la posibilidad de buscar o enlazar al texto completo, recolectar los artículos para su indexación, pasarlos como datos para software o utilizarlos para cualquier otro propósito legítimo, sin más barreras financieras, legales o técnicas que aquellas que supongan acceder a Internet. El único límite a la reproducción y distribución de los artículos publicados y la única función del copyright en este marco, no puede ser otra que garantizar a los autores el control sobre la integridad de su trabajo y el derecho a ser reconocido y citado”.

La Declaración de Bethesda sobre Publicación de Acceso Abierto de abril del 2003 añade que “para que un trabajo sea de acceso abierto, tiene que cumplir dos condiciones:

1. El/los autor/es y el/los propietario/s de los derechos de propiedad intelectual otorguen a los usuarios un derecho libre, irrevocable, universal y perpetuo de acceso y licencia para copiar, utilizar, distribuir, transmitir y presentar el trabajo públicamente y hacer y distribuir obras derivadas, en cualquier soporte digital para cualquier finalidad responsable, sujeto a la apropiada atribución de la autoría, así como el derecho de hacer una pequeña cantidad de copias impresas para su uso personal.
2. Una versión completa de la obra y todos los materiales suplementarios, incluyendo una copia de los permisos citados anteriormente, en un formato electrónico estándar apropiado, se depositará de forma inmediata a la publicación inicial en al menos un repositorio en línea apoyado por una institución académica, una sociedad de intelectuales, una agencia gubernamental, o cualquier otra organización debidamente establecida que persiga facilitar el acceso abierto, la distribución sin restricciones, la interoperabilidad y el archivado a largo plazo”.

Por su parte, la Declaración de Berlín sobre el Acceso Abierto al Conocimiento en Ciencias y Humanidades, de octubre de 2003, ratifica todo lo anterior y aporta la perspectiva más teórica afirmando que “nuestra misión de diseminar el conocimiento será incompleta si la información no es puesta a disposición de la sociedad de manera rápida y amplia. Es necesario apoyar nuevas posibilidades de diseminación del conocimiento, no sólo a través de la manera clásica, sino también utilizando el paradigma de acceso abierto por medio de Internet. Definimos el acceso abierto como una amplia fuente de conocimiento humano y patrimonio cultural aprobada por la comunidad científica. Para que se pueda alcanzar la visión de una representación del conocimiento global y accesible, la Web del futuro tiene que ser sustentable, interactiva y transparente. El contenido y las herramientas de software deben ser libremente accesibles y compatibles”.

Existen otras muchas definiciones de acceso abierto, así por ejemplo, Steven Harnard, considerado uno de los fundadores de la iniciativa, afirma “mi definición de Open Access es la misma que la de la Declaración de Budapest: es dar acceso sin restricciones y a través de Internet a los textos completos de la literatura científica ya revisada. Aunque esta definición omite dos adjetivos importantes, inmediato y permanente” (Research Information, julio 2006).

Robert Terry de la Wellcome Trust, la institución privada que más invierte en investigación médica en el mundo, ofrece su visión particular sobre el acceso abierto: “nosotros tenemos las copias digitales de los trabajos y damos acceso a los mismos a todo el mundo, sin restricciones a través de archivos o repositorios institucionales. Todo investigador que reciba ayudas de la Wellcome Trust tiene que depositar en el PubMed Central o UK PubMed Central una copia digital de sus trabajos, en menos de seis meses desde su publicación”. Con esta aportación, nos damos cuenta de la política clara que tiene la agencia de financiación en relación al acceso abierto de la investigación (Research Information, julio 2006).

Martin Richardson, director de Oxford Journals, division de Oxford University Press, opina “nuestra definición de open access es accesibilidad online de las publicaciones, siempre sin coste alguno para los lectores. El acceso abierto para mí es mucho más amplio si los lectores no tienen que pagar”. De esta forma justifica el servicio de pago por publicación que está ofreciendo su editorial y contesta a la eterna pregunta de ¿quién paga en el Open Access? (Research Information, julio 2006).

Entre opiniones tan diferentes, no podía faltar la de algún gigante editorial, que lógicamente se erigen como la oposición más fuerte ante esta iniciativa. Michael Mabe, que trabajó durante siete años como director de relaciones con los investigadores en Elsevier alega que “dar una definición es el principal problema del Open Access. En principio significa disponibilidad para todo el mundo en la WWW. Pero muchos investigadores creen que están accediendo a documentación en abierto o a revistas open access y en realidad no es así. El acceso es posible simplemente porque la biblioteca paga por esas suscripciones” (Research Information, julio 2006). Lo que Michael Mabe quiere ratificar es, por una parte, que en la mayoría de los casos los investigadores no se plantean por qué pueden visualizar los textos completos, lo único que quieren es acceder a los mismos. Y por otra, que por mucho que se fomente el acceso abierto, y las editoriales asfixien con sus precios, las bibliotecas van a seguir pagando suscripciones.

comentar hace 6 meses

Tecnología, acceso abierto y legislación

El 26 de Agosto de 2009 el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCYT, Argentina) convocó a representantes de organismos e instituciones que componen el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SNCTI) que ya cuentan con repositorios digitales en diferentes fases de desarrollo.

Dichos representantes mantuvieron una activa participación en las diversas reuniones de trabajo convocadas para el establecimiento de políticas conjuntas en aspectos considerados clave en la temática. Y a efectos de dar operatividad a los lineamientos estratégicos definidos como prioritarios y a las acciones que conduzcan a la creación de un Sistema Nacional de Repositorios Digitales en Ciencia y Tecnología, se conformó un comité de expertos en materia de repositorios digitales en el seno del Consejo Asesor de la Biblioteca Electrónica.
Durante el 2010 en el Comité de Expertos del SNRD (MINCYT, Argentina) se realizaron distintos esbozos, existieron largas discusiones hasta llegar a un borrador. Luego vinieron correcciones, más correcciones para finalmente en consenso llegar al Anteproyecto de ley.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCyT) asumió el liderazgo en la redacción de la ley y en la creación del Sistema Nacional de Repositorios Digitales (SNRD). Los objetivos más destacables podrían resumirse así:

Favorecer la eliminación de las barreras económicas y legales al acceso a los resultados de la investigación del país para acelerar los avances científicos.
Asegurar la más amplia difusión y visibilidad de la producción científica a toda la sociedad para incrementar su uso e impacto.
Garantizar mayor transparencia al proceso de la producción científica y sus resultados.
Optimizar la inversión en ciencia y tecnología
Distribuir responsabilidades entre las instituciones del sistema científico nacional para la gestión y supervisión de sus resultados de investigación.


Para asegurar el éxito de la ley de acceso abierto se definieron cinco líneas de trabajo:

Difusión, Sensibilización y Servicios
A pesar de que los investigadores argentinos ya publican en acceso abierto y las condiciones son favorables para el desarrollo de repositorios Open Access, aún existe confusión, miedos y malentendidos sobre sus implicaciones. Por esta razón, la ley define mecanismos para mejorar la capacitación, detección y análisis de necesidades de los académicos y apoyo permanente para el cambio cultural. Entre otros, la ley apoya la implementación de Repositorios Institucionales y servicios valorados para los investigadores tales como estadísticas y citas para que los investigadores puedan visualizar beneficios tangibles del acceso abierto.

Políticas institucionales coordinadas
La ley también trata de reforzar la coordinación de políticas institucionales, pues muchos investigadores trabajan para varios organismos, como por ejemplo la Universidad y CONICET. Por esa razón, la ley enfatiza que las políticas a nivel institucional deberían ser claras y fáciles de poner en práctica, incluyendo también interoperabilidad entre sistemas. Esto significa que los investigadores deberían subir su trabajo una sola vez y de ser necesario, enviarse automáticamente a los diferentes sistemas que requieran esa información, usando por ejemplo el protocolo SWORD.

Profundización de la integración regional y mundial
Impulsar a las instituciones del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación a adherirse al Sistema Nacional de Repositorios Digitales (SNRD) permitirá a las mismas su participación e interoperabilidad latinoamericana e internacional en la Red Federada de Repositorios Institucionales de Publicaciones Científicas, proyecto de la RedCLARA financiado por el BID. En el Potal de LA REFERENCIA ya se puede acceder a 500 mil documentos científicos de 9 países. A su vez, tanto el SNRD como el proyecto regional participan activamente en la Confederación de Repositorios de Acceso Abierto (COAR). Otras iniciativas de cooperación regional y transnacional incluyen herramientas de acceso abierto encabezadas por el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), entre otras.

Así, es como observamos que Para solucionar la crisis económica del modelo de suscripciones, los países occidentales crearon instituciones colegiadas como el Scholarly Publishing and Academic Resources Coalition (SPARC) en 1997, que vieron en el acceso abierto una oportunidad. De forma paralela, en América Latina y el Caribe se firmó en 1998, la Declaración de San José por la cual 31 países se comprometieron a construir una Biblioteca Virtual en Ciencias de la Salud de modo cooperativo para facilitar “más amplio acceso a la información para el mejoramiento permanente de la salud de nuestros pueblos”. Dicha plataforma se mantiene en funcionamiento hasta el día de hoy.

La declaración se basa en una tradición de bibliotecas digitales abiertas en la región. El repositorio digital de literatura en ciencias de la salud Brasilero “SciELO ” funcionaba a pleno desde el año 1998. También el mismo año, CLACSO crea su Red de Bibliotecas Virtuales , que ofrece acceso a la producción científica de 324 centros miembros en 25 países de América Latina y el Caribe . En el año 2002 se crea Redalyc , la Red de Revistas Científicas de América Latina y El Caribe, España y Portugal, otro emprendimiento cooperativo transnacional que además ofrece un sistema bibliométrico para evaluar el impacto de la producción científica. En el mismo año, el resto del mundo proclama la “Budapest Open Access Initiative”. Pero nosotros ya habíamos pasado del pensamiento a la acción antes.
Afortunadamente el apoyo al acceso abierto en América Latina y el Caribe sigue intacto. Prueba de ello la recientemente lanzada red “LAReferencia ” que, con el apoyo BID, pretende visualizar la producción científica latinoamericana a través de una red de repositorios abiertos.

Sostenibilidad
Se requiere el apoyo económico tanto de las propias instituciones del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SNCTI) como del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCyT) para que los Repositorios Institucionales puedan sostenerse en el tiempo y brindar mejores servicios. Actualmente el Sistema Nacional de Repositorios Digitales (SNRD) ofrece financiamiento de proyectos con fondos del BID .

Seguimiento
La ley condiciona la financiación de las acciones al cumplimiento de la ley y establece que de no cumplirse con la norma no se recibirá financiamiento para futuras investigaciones. Esta fórmula trata de fomentar la proactividad de los investigadores y es una práctica ya implantada en otros países. Así es el caso de la política de Acceso Abierto de los Institutos Nacionales de Salud de los EEUU, que actualmente verifica que se ha cumplido con el depósito de los artículos de investigación financiada en PubMed Central antes de renovar u otorgar financiamiento, entre otras acciones.

La política de acceso abierto en Argentina supone un gran avance en el camino hacia el acceso abierto, y promete avanzar más rápidamente hacia la democratización del conocimiento.

El lunes 18 de Abril de 2011 entró para su tratamiento en la Honorable Cámara de Diputados el proyecto de ley “Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SNCTI) – CREACIÓN DE REPOSITORIOS DIGITALES INSTITUCIONALES DE ACCESO ABIERTO, PROPIOS O COMPARTIDOS“:
Nº de Expediente: 1927-D-2011. Trámite Parlamentario: 031 (18/04/2011).
Firmantes: GIANNETTASIO, Graciela María; KUNKEL, Carlos Miguel; GARCIA, María Teresa; DIAZ BANCALARI, José María y PAIS, Juan Mario.
Giro a Comisiones: Ciencia y Tecnología; Comunicaciones e Informática; Presupuesto y Hacienda.
El texto del proyecto:
http://www1.hcdn.gov.ar/proyxml/expediente.asp?fundamentos=si&numexp=1927-D-2011

El miércoles 23 de Mayo de 2012 el proyecto de ley obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados.

El miércoles 13 de Noviembre de 2013 se aprobó la LEY de ACCESO ABIERTO en ARGENTINA.

Desde ahora, “La producción científico-tecnológica resultante del trabajo, formación y/o proyectos financiados total o parcialmente con fondos públicos de sus investigadores, tecnólogos, docentes, becarios de posdoctorado y estudiantes de maestría y doctorado” deberá ser compartida en acceso abierto y gratuito.

comentar hace 6 meses

Ley 11.723

El artículo 1º de la ley 11.723, en su primer párrafo, contiene un listado enunciativo de obras, científicas, literarias, artísticas comprendidas en la protección del derecho de autor a saber: “los escritos de toda naturaleza y extensión entre ellos los programas de computación fuente y objeto, las compilaciones de datos o de otros materiales que por razones de la selección o disposición de su contenido constituyan creaciones de carácter intelectual; las obras dramáticas, composiciones musicales, dramático musicales, las cinematográficas, coreográficas y pantomímicas, las obras de dibujo, pintura, escultura, arquitectura, modelos y obras de arte o ciencia aplicadas al comercio o a la industria, los impresos, planos y mapas, los plásticos, fotografía grabados, y fonogramas; en fin toda producción científica, literaria, artística o didáctica, sea cual fuere el procedimiento de reproducción”.

Vale decir que, dentro del criterio de la enumeración quedan incluidas no sólo las obras literarias tradicionales sino también los anuarios, álbumes y compilaciones siempre que el ordenamiento y selección de los materiales que contienen sea original o individual, o sea que revele un esfuerzo creativo del autor (jurisprudencia C. Civ. 1ª Cap. Jul 27-949 L.L 58.94 y C N Crim. y Correc., Sala VI mayo 24-968 – LL 131-13, entre otros).

Asimismo se encuentran protegidas las obras originales que se comunican al público en forma oral tales como conferencias, alocuciones, sermones, clases docentes entre otras dado que el modo de expresión de la creación no obsta a la protección. Así, por ejemplo, en autos “Paganelli, Juana”, la C.N.Crim.y Correc., Sala I entendió que deben respetarse los derechos intelectuales del docente a reproducir sus clases y a ejercer un mínimo control sobre el material que se le atribuye toda vez que una clase encierra una elaboración y estudio previo que implica la seriedad y el rigor científico con que debe encararse las labor docente universitaria, (J.A. – 1989 III – 260).

La amplitud de criterio a que se ha hecho referencia ha permitido que la doctrina y
la jurisprudencia en general hayan interpretado que los avances tecnológicos en el campo del derecho de autor, tales como los programas de computación y las bases de datos, se encontraban incluidas en la enumeración del art. 1º de nuestra ley antes de su efectiva incorporación al texto del artículo en virtud de la ley 25.036. Esta interpretación también ha permitido considerar como protegida la obra multimedia y creaciones audiovisuales actuales tales como los videoclips. (marzo 26 1998 C Civ y Com. Lomas de Zamora Sala II “A.A.D.I – C.A.P.I.F Asoc. Civ. Recaudadora c.Casal Walter A. y otro “ - L L Buenos Aires – 1999-489).

Respecto al software o programas de computador cabe recordar que en el art. 10 del ya mencionado ADPIC se dispone que los programas de ordenador, sean programa fuente o programa objeto, serán protegidos como obras literarias en virtud del Convenio de Berna (Acta de París de 1971). En lo que hace a las bases de datos dicho acuerdo establece que las compilaciones de datos o de otros materiales, en forma legible por máquina o en otra forma, que por razones de la selección o disposición de sus contenidos constituyan creaciones de carácter intelectual, serán protegidas como tales. Esa protección, que no abarcará los datos o materiales en sí mismos, se entenderá sin perjuicio de cualquier derecho de autor que subsista respecto de los datos o materiales en sí mismos. Estas disposiciones son obligatorias para los Estados miembros de la Organización Mundial del Comercio (O.M.C.), los que deben adecuar sus legislaciones para da cumplimiento a las mismas con distintos plazos, a saber: un año contado desde el 1º de enero de 1995, fecha de entrada en vigor del Acuerdo teniendo, los países en desarrollo, el derecho a aplazar por un nuevo período de cuatro años la fecha de aplicación (art. 65 puntos 1 y 2 ADPIC). Conforme a ello, nuestro país comenzó a adecuar su legislación al mínimo de protección previsto en el ADPIC con anterioridad al 1º de enero del año 2000.

La protección de los programas de ordenador como obras literarias y de las bases de datos en términos similares al ADPIC, está consagrada en los arts. 4 y 5 respectivamente del Tratado de la OMPI sobre derecho de Autor (W.C.T.).

En nuestro país, previamente al dictado de la Ley 25036, la jurisprudencia mayoritaria reconocía la protección del software por la vía del derecho de autor.

Por ejemplo, la Cámara Nacional Criminal y Correccional, Sala II (abril 4-94) entendió, en el caso “Lotus Development Corp. y Ashton Tate Corp. s/ sobreseimiento” que “un programa de computación constituye la expresión concreta de una idea, resultante de un acto intelectual creativo, fruto de la labor personal de su autor y desde el punto de vista formal refleja un procedimiento, siendo atributo común de ellos la expresión sobre bases materiales (gráfica, magnética, etc.). Ello así, los programas poseen todos y cada uno de los caracteres para que jurídicamente reciban el tratamiento propio de las obras”.

Por su parte, la Sala VII de la Cámara Nacional Criminal y Correccional, en fallo “C. Javier Arturo. Ley 11723, art. 72, inca”(18/7/97) consideró al software como una creación original que es protegida por la Ley 11723. En igual sentido la misma Sala se expidió en autos “Cueto, Gabriela y otros/ infracción a la Ley 11723” (31/5/94) y “Rizzo, Martín y otros” (27/2/97).

Ello no obstante, en el caso “Autodesk Inc” la Cámara Nacional de Casación Penal entendió que el software es una obra “sui generis” por lo cual no puede incluirse en el tipo penal previsto en el art. 72 de la Ley 11.723 pues se podría violar el principio “nullum crimen sine previa lege poenale”.

Con la inclusión de los programas de computación, fuente y objeto, entre las obras mencionadas por el artículo 1ro. de la Ley 11723 (modificación introducida por Ley 25036.B.O.11/11/98), deja de tener consistencia la interpretación dada por la Cámara Nacional de Casación Penal en el caso Autodesk, eliminándose cualquier duda respecto a su protección por el derecho de autor.

Nuestra ley, al igual que el art. 10.1 del ADPIC, protege todas y cada una de las expresiones de la creación del autor de programas (diseño, programación y documentación) pues por “programa fuente” se entiende la lista de las instrucciones que componen el programa, y por “programa objeto” el registro o transcripción en código binario, en cinta, disco o disquette magnético o dentro de una memoria de tipo ROM del programa fuente de un programa, el programa objeto es una nueva forma, una especie de traducción del programa fuente en un lenguaje codificado magnéticamente.

comentar hace 6 meses

Repositorios

Repositorio es un término que tiene su raíz etimológica en repositorĭum, un vocablo latino. Un repositorio es un espacio que se utiliza para almacenar distintas cosas. ... En este sentido, actualmente se suele hacer referencia a las bases de datos digitales y a diversos sistemas informáticos como repositorios.

Por eso se puede asociar la idea de repositorio al concepto de archivo o de depósito. En un repositorio, se guarda algo, que puede ser material (físico) o simbólico. En este sentido, actualmente se suele hacer referencia a las bases de datos digitales y a diversos sistemas informáticos como repositorios.

En la actualidad lo habitual es almacenar toda la información de manera digital con el software pertinente y este es necesario que, entre otras cosas, ofrezca personalización e interoperatividad.

Una universidad puede crear un repositorio de investigaciones científicas en Internet. Para esto, comienza a publicar documentos en un portal de para que cualquier persona tenga la posibilidad de acceder a la información. Al cabo de unos meses, el portal en cuestión alberga más de 200 documentos y se convierte en un gran repositorio de saber.

La hemeroteca de un diario también puede considerarse como un repositorio. En una hemeroteca que almacena ejemplares publicados entre 1965 y la actualidad, los interesados pueden consultar miles de diarios y realizar diferentes clases de investigaciones y estudios.

Muchos son los repositorios significativos que existen en el mundo y que dan la posibilidad de tener almacenada, protegida y pública numerosa información de interés. Así, por ejemplo, podríamos destacar los siguientes a nivel científico:
-Social Science Research Network (SSRN). Este es el nombre de un repositorio internacional que se encuentra en línea y que viene a girar en torno al mundo de las investigaciones académicas que se llevan a cabo dentro de lo que es el ámbito de las Ciencias Sociales.

-Dspace@Cambridge. Como su propio ya indica, pertenece a la Universidad de Cambridge y tiene como objetivo proteger, difundir y darle valor a todas las tesis, informes y materiales que se creen por parte de sus miembros o que posea. De ahí que estén gestionados adecuadamente por la Biblioteca y que se puedan consultar en distintos formatos.

-Digital.CSIS. En España es donde se encuentra este otro repositorio que se ha convertido en un referente dentro del ámbito científico internacional ya que alberga documentos relativos a algunas importantes investigaciones que se han llevado a cabo dentro del ámbito del CSIS, que es el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Lo que permite un repositorio, en definitiva, es preservar y compartir el conocimiento. Toda la información se reúne en un mismo lugar centralizado, facilitando el acceso a la misma. Si retomamos el ejemplo anterior, imaginemos lo difícil que supondría para una persona hallar todos diarios publicados durante más de cuatro décadas si dichos periódicos no estarían almacenados en un sitio único.

mapa.png

comentar hace 6 meses

Biblioteca digital

Una biblioteca digital es una colección de objetos digitales organizados, ​ que sirve a una comunidad de usuarios definida, que tiene los derechos de autor presentes y gestionados y que dispone de mecanismos de preservación y conservación.

Se refiere a los recursos informáticos documentales, a los que se accede mediante diferentes dispositivos de comunicación que usan los servicios de Internet. En el concepto de biblioteca digital está implícita la integración de la tecnología informática y las comunicaciones. La información ofrecida suele estar disponible en formatos PDF, doc, jpg, BMP o MP3, entre otros.

La biblioteca digital es un recinto informativo de nueva generación y se basa en las nuevas tecnologías. Las diferencias se manifiestan en el sentido de que el recinto anterior se basaba en procedimientos mecánicos y este nuevo ya utiliza procesos automatizados y, lo más importante, se puede tener acceso a todas las fuentes documentales a distancia a través de internet. Otra diferencia importante consiste en que a este recinto informático digital se puede ingresar a cualquier hora los 365 días del año. También cumple con las normas ISO y con las leyes referentes a derecho de autor, de patentes y marca.

Para hablar de una biblioteca digital es necesario que las fuentes de información estén a disposición del usuario y su acceso tenga ubicuidad, sin importar dónde residan físicamente, ni quién se encargó específicamente de su procesamiento y almacenamiento. Algunos de los recursos que conforman una biblioteca digital pueden ser: libros, periódicos, revistas, manuscritos, archivos sonoros, cartas, dibujos, mapas, fotografías y otros archivos.

La biblioteca digital debe desarrollar tres características generales:

    Ser una colección global de recursos importantes para la investigación, la enseñanza y el aprendizaje.
    Ser de fácil acceso para todo tipo de usuarios, tanto principiantes como expertos.
    Estar gestionada y mantenida por profesionales que se consideren administradores del patrimonio intelectual y cultural.

Hay que señalar varios aspectos importantes para el desarrollo de una biblioteca digital:​
    Los derechos de autor y la legislación sobre la propiedad intelectual son aspectos fundamentales tanto para la creación como para la protección de una biblioteca digital y suele ser el mayor escollo para el desarrollo.
    Los metadatos (datos sobre los datos) son de gran importancia para facilitar la búsqueda y recuperación de la información, ya que permiten una búsqueda efectiva y precisa. Existen varios sistemas de metadatos, entre los que cabe destacar el Dublin Core.
    Los formatos utilizados para el desarrollo de bibliotecas digitales​ que pueden ser de tipo abierto, es decir, se pueden manipular con mayor facilidad (SGML, HTML, XML, etc.) o formatos de tipo cerrado, con más dificultades para ser modificados, como el Acrobat, PDF, etc.

comentar hace 6 meses

Google Scholar

Google Scholar o Google Académico es un buscador especializado en bibliografía dirigido a la comunidad científico-académica. Este servicio permite:

    Realizar búsquedas en diversas fuentes desde un mismo sitio.
    Acceder a documentos a texto completo.
    Buscar la producción bibliográfica de un autor, de una revista o sobre un tema.
    Descubrir nuevos papers de tu área de investigación.
    Conocer las citaciones de las publicaciones.

Fuentes de información de Google Scholar

Normalmente el rastreador de Google Scholar toma sus registros de sitios donde la información se encuentra en libre acceso o de bases de datos comerciales que son procesados bajo la aprobación de los editores, con los que previamente se ha llegado a algún tipo de acuerdo. Entre los que encontramos:
    Web académicas de universidades y centros de investigación.
    Repositorios (arXiv.org, SSRN)
    Portales de revistas (IngentaConnect, ACM Digital Library)
    Bases de datos (PubMed).
    Editoriales comerciales (Elsevier, SAGE, Cambrigde University Press).
    Catálogos en línea de bibliotecas (Worldcat, Dialnet)
    Sociedades científicas (American Physical Society, American Chemical Society, Royal Society of Chemistry).
    Productos propios de Google como Google Patents y Gooble Book Project.

Esta cobertura tan diversa de fuentes de información hace que sea posible encontrar una gran diversidad de tipologías de documentos:
    Artículos de revistas científicas y libros.
    Comunicaciones y ponencias a congresos.
    Informes científico-técnicos.
    Tesis, tesinas o memorias de grado.
    Trabajos depositados en repositorios.
    Cualquier publicación con resumen.
    Quedan excluidos documentos no científicos como las reseñas de libros y editoriales, libros de texto, periódicos y revistas comerciales.

Importancia de Google Scholar en el mundo de la investigación

Si usted es investigador y aún no dispone de un perfil en Google Scholar, posiblemente su investigación esté perdiendo posibilidades de obtener mayor visibilidad y reconocimiento a nivel mundial. Las cifras hablan por sí mismas:
    Se calcula que un 75% de los investigadores inician su investigación desde Google, y en segundo término utilizan Google Scholar, catálogos en línea, bases de datos y Wikipedia.
    La mayor parte de las visitas a repositorios provienen de Google Scholar que aprovecha la sinergia del propio buscador.
    Si comparamos el uso de Google Scholar en relación a bases de datos especializadas y de pago como Scopus o la Web of Science, podemos comprobar claramente la preferencia de uso.

Además de estas cifras, debería considerar crearse un perfil investigador, porque:
    Es un servicio gratuito, sencillo de crear y mantener.
    Facilita el control de seguimiento de citaciones bibliográficas que recibe un trabajo científico, permitiendo comprobar quién cita las publicaciones, crear gráficos y calcular varios tipos de estadísticas sobre éstas.
    Ayuda a conocer cuáles son las áreas de investigación con mayor impacto.
    Permite a los usuarios crear una biblioteca personal de referencias bibliográficas.
    Programar alertas bibliográficas de novedades sobre temas y autores de tu interés.
    Sin duda alguna, es una herramienta que le permitirá maximizar la visibilidad de tus investigaciones y fortalecer tu reputación e identidad digital.

Funcionamiento de Google Scholar

Google Académico ordena los resultados de las búsquedas por orden de relevancia, teniendo en cuenta el número de citaciones recibidas, título del documento, la disponibilidad a texto completo, la reputación del autor y el lugar y la fecha de publicación.

Los resultados obtenidos en la búsqueda nos ofrecen la siguiente información:
    Información del documento o recurso (citas, libros, pdf, doc, HTML).
    El número de veces que el documento ha sido citado.
    Artículos relacionados.
    Las diferentes versiones del documento.
    Botón para guardar la referencia en la biblioteca personal.
    En el caso de que se pueda acceder a la versión completa del documento nos aparecerá indicado en el margen derecho de la página de resultados.

comentar hace 6 meses

Las búsquedas booleanas

Las búsquedas booleanas se basan en un sistema lógico creado por George Boole, un matemático inglés del siglo XIX. Su sistema nos permite combinar una serie de palabras (conocidas como operadores booleanos) para definir búsquedas en bases de datos.

Las búsquedas booleanas son especialmente útiles en una base de datos que todos usamos diariamente.

Operadores de búsqueda booleana básicos:

Para entender cómo funcionan las búsquedas booleanas es necesario reconocer los operadores booleanos 'AND', 'OR' y 'NOT', que son los más prácticos para efectuar búsquedas rápidas y certeras.

    Operador AND: este operador sirve para reducir el numero de resultados de una búsqueda de información añadiendo varios términos a tu búsqueda. Por ejemplo: Michel AND Jackson. También puede usarse en su defecto el símbolo +
    Operador OR: este operador sirve exactamente para lo contrario que AND, ampliar los resultados de búsqueda al incluir cualquiera de los términos o todos ellos a la vez. Es perfecto para encontrar relaciones entre varios términos que desconocíamos. Por ejemplo: almendras OR salud.
    Operador NOT: Obviamente este operador reducirá tus resultados de búsqueda ya que sirve para excluir un termino. Por ejemplo: Verduras NOT Acelga. En Google este operador funciona con un guión delante Verduras - Acelga.

Estos son operadores para localizar términos en bases de datos bibliográficas. Rara vez se utilizan para buscadores. En el caso de Google estos operadores de búsqueda booleana no son validos.

Hablamos de los operadores booleanos de posición:
    Operador SAME
    Operador WITH
    Operador NEAR
    Operador ADJ



comentar hace 6 meses

Acceso abierto

El acceso abierto crea conocimiento y favorece la igualdad de acceso a la información. Y es que el open access es parte y catapulta para el progreso científico que hace que la sociedad avance. Son más los beneficios que reporta este movimiento que se estructura en tres vías o modalidades (vía verde, dorada y diamante), y que acoge a una gran variedad de tipologías que va más allá de los documentos y de la información textual.

El acceso abierto (en inglés, open access, OA) es el acceso gratuito a la información y al uso sin restricciones de los recursos digitales por parte de todas las personas. Cualquier tipo de contenido digital puede estar publicado en acceso abierto: desde textos y bases de datos hasta software y soportes de audio, vídeo y multimedia.

Entre los beneficios del acceso abierto destacan la creación y difusión de conocimiento, acelerar la innovación, promover la colaboración y evitar la duplicidad de esfuerzos, aumentar la visibilidad y el impacto de la actividad científica, alcanzar la igualdad de acceso a la información…

En resumen, el acceso abierto a las publicaciones científicas tiene un impacto muy positivo sobre el progreso científico y el retorno social de la inversión pública en I+D, en particular, con su enorme potencial para incrementar la productividad, la competitividad y el crecimiento.

Existen diferentes vías de publicación en acceso abierto. La vía verde (green access), también conocida como “autoarchivo”. Los autores archivan los artículos en repositorios de acceso abierto (por ejemplo, en el repositorio institucional de la organización a la que pertenece el autor). La vía dorada (gold access), también conocida como publicación en revista de acceso abierto. Las revistas de acceso abierto (open access journals) ofrecen la opción de publicar en acceso abierto los artículos de manera inmediata (pasando por un proceso de revisión por pares). Y la vía diamante. Imita a la vía dorada (que ofrece la revisión por pares), pero en este caso el autor o la institución no debe realizar ningún pago, puesto que la revisión y edición es realizada por voluntariado que no recibe compensación económica, y cuya motivación es el progreso de la ciencia, el reconocimiento académico y el bien social.

comentar hace 6 meses

Recursos bibliográficos

El concepto exacto de recurso bibliográfico resulta un tanto ambiguo, debido a que
está estrechamente ligado a la definición de fuentes de información, el cual es igualmente incierto y variable dependiendo de las circunstancias históricas y del ámbito en el que se emplee.

Las fuentes bibliográficas que utilizan los investigadores y docentes son variados, como libros, capítulos de libros, artículos de publicaciones periódicas, actas de congresos, papers, tesis y otros tipos de fuentes que le suministren información fiable y reconocida. Todas estas fuentes pueden estar en diversos formatos. Hoy en día los formatos más utilizados son los impresos y los digitales.

comentar hace 6 meses

Refworks

RefWorks, es una herramienta online de apoyo a la redacción, colaboración e investigación. Puede importar, organizar, exportar y compartir referencias bibliográficas. Puede usar estas referencias para sus artículos y darles el formato bibliográfico adecuado, en pocos segundos. Recuerde que puede acceder a RefWorks a través de múltiples plataformas: Windows, Mac, Unix, etc.

Para registrarse hay que entrar a www.refworks.com/refworks

Introduzca su nombre de usuario y contraseña personales. Los usuarios nuevos deben registrarse para obtener una cuenta nueva siguiendo las instrucciones que se indican en la pantalla.


    Hay cinco maneras de importar datos dentro de su cuenta de RefWorks

    Importando referencias directamente desde Internet

    Importando referencias desde un archivo de texto

    Manualmente

    Importando registros desde un catálogo bibliográfico u OPAC

    Importando RSS Feeds

comentar hace 7 meses

Endnote

EndNote es una herramienta de búsqueda online que proporciona un método simple de búsqueda en bases de datos bibliográficos en la red con una incorporación directa de las referencias. El programa puede además importar ficheros de datos guardados desde diversos servicios online, CD-ROMs y bases de datos de bibliotecas.

EndNote es una base de datos para referencias e imágenes cuya función principal es almacenar, gestionar y buscar referencias bibliográficas en una librería personal de referencias.

Permite además organizar imágenes, incluyendo gráficos, tablas, figuras y ecuaciones, asignando a cada imagen su propia leyenda y palabras clave.

EndNote elabora bibliografías y manuscritos, dando formato a citas, figuras y tablas en Word por medio de Cite While You Write. Al ir introduciendo citas en el manuscrito, la lista de referencias, figuras y tablas se va actualizando. Las plantillas de Microsoft Word que incorpora son la guía perfecta para cumplimentar los manuscritos según los requerimientos de los editores.

También es posible crear bibliografías empleando documentos RTF con otros procesadores de texto.

comentar hace 7 meses

Mendeley

Mendeley es un gestor bibliográfico que combina una versión web con
una versión de Escritorio. Además incorpora funcionalidades de la
Web 2.0 que permiten compartir las referencias bibliográficas con
contactos y navegar por los contenidos subidos por otros usuarios.Además, dispone de una versión gratuita y otras versiones de
pago con mayores funcionalidades.

Lo primero que necesitamos para poder usar Mendeley es acceder a
su página web y crear una cuenta. La dirección de acceso es:
http://www.mendeley.com

El siguiente paso es crear una cuenta para ello hay que pinchar en el
enlace “create a new account” y completar el formulario
correspondiente. Si disponemos de cuenta en Facebook también podemos entrar con esos datos.

Una vez creada la cuenta podremos descargarnos la aplicación para
instalar en nuestro ordenador, desde el enlace Download Mendeley
Desktop.

Características

    Mendeley extrae automáticamente los metadatos y las
    referencias de los artículos desde archivos PDF. También
    recupera información adicional desde Crossref, PubMed, ArXiv,
    etc.
    Permite realizar búsquedas a texto completo en la biblioteca de
    archivos PDF, dispone de un visor propio de documentos PDF
    en el que podemos subrayar el documento y hacer anotaciones
    para compartir con colegas.
    Permite sincronizar la base de datos bibliográfica a través de
    varios ordenadores, compartir con colegas, administrar online o
    integrar las referencias en blogs y sitios web.
    Integración con editores de texto como Microsoft Word u
    OpenOffice Writer.
    Captura referencias bibliográficas de sitios web usando la
    herramienta “Web Importer” para instalar en diferentes
    navegadores o sincronizándose con Citeulike y Zotero.
    Crear grupos para compartir documentos y etiquetas con
    colegas
    Ver estadísticas de los documentos, autores y publicaciones,
    además de las estadísticas sobre la biblioteca de nuestra
    cuenta.
    Permite crear un perfil profesional de investigador para
    compartir las publicaciones, premios y conferencias.

comentar hace 7 meses

CiteULike

CiteULike es un sistema abierto a cualquier persona que permite conservar, gestionar y compartir en internet referencias de documentos científicos y técnicos. Las referencias se capturan mediante un marcador de favoritos, que se instala fácilmente en el navegador y extrae los datos bibliográficos que aparecen en una página web de un artículo de revista electrónica, repositorio o base de datos. Se pueden también introducir y editar referencias con el teclado. Al incorporarlas, el usuario las clasifica en áreas temáticas y les asigna un término de indización o etiqueta (tag).

CiteULike tiene un carácter netamente académico. Las referencias se pueden capturar e integrar desde fuentes aceptadas, una lista de importantes editores y distribuidores de contenidos, abiertos y comerciales. Las referencias introducidas a mano sólo se ven públicamente si son de sitios y publicaciones revisadas (peer-reviewed).

CiteULike sirve, pues, para compartir, en lugar de enlaces o favoritos, referencias científicas, que se conservan como propias pero visibles para todos. Funciona con un sistema de indización social, una taxonomía generada por el usuario (folksonomy). De este modo se va creando una base de datos de documentos seleccionados, preferidos, por los usuarios. Y se posibilita la formación de grupos y los contactos sobre temas de interés, al compartirse las referencias.

CiteULike se parece a un gestor de referencias “comunitario”, pero carece de muchas prestaciones de este tipo de software, aunque permite trabajar con Endnote y archivar comentarios privados en las referencias, aparte de otras facilidades.

comentar hace 7 meses

Datos del Curso

Uso de herramientas bibliográficas y detección de plagio
Patricia Allendez Sullivan
Universidad de Belgrano
Curso No Verificado

Docentes

Archivos

Doctrina.pdf
58.9 KB
Doctrina4.pdf
62.6 KB
El plagio en la escritura academica de posgrado.pdf
107 KB
ANALISIS DE HERRAMIENTAS PARA LA DETECCION DEL CIBERPLAGIO.pdf
172 KB
WEbs para ubicar apuntes.ppt
847 KB
Trabajos científicos y plagio.ppt
1.2 MB
Como buscar en google.ppt
261 KB
ELIS Bahillo.pdf
284 KB
15828675006.pdf
482 KB
56 153 1 PB.pdf
887 KB